El Grupo Kidsco ha firmado con Airbus y la Fundación Seur un convenio de participación en el Proyecto El Taponero, tapones para una nueva vida. A través de la recogida de tapones de plástico se podrá facilitar a niños sin recursos un tratamiento médico no reglado en el sistema sanitario o materiales que les permitan paliar los problemas físicos que padecen y que no puedan obtener por otros medios.